Sergio Pérez, Presidente de la Confederación Nacional del Transporte de Carga de Chile, CNTC.

Cuando la idea de legislar aún estaba en veremos, la CNTC firmó, junto a representantes de más de 800 mil pymes, una carta de apoyo a la Reforma Tributaria que pretende implementar el Gobierno porque consideramos que es justa y necesaria para el progreso de nuestro país.
En la misiva, como representantes de las pymes de Chile, le solicitamos a nuestros parlamentarios que no se retardara más la aprobación de la idea de legislar, porque intereses mezquinos pretendían dilatar las modificaciones que, junto con beneficiar a los emprendedores, hará lo mismo con las regiones y las personas de la tercera edad.
En la CNTC, sin intenciones ocultas, sino que con la transparencia que nos caracteriza, expresamos que estamos por la reforma tributaria, conocemos el tema y el trabajo de nuestras organizaciones de base es apoyar la aprobación del proyecto a lo largo de todo el país. Y en caso de que algunos sectores le pongan trabas, es nuestro deber sacar a la pizarra a las personas que bloqueen la iniciativa.
El Gobierno ha realizado bien su trabajo, y las pequeñas y medianas empresas también, por lo tanto el trabajo que queda pendiente es el de la Comisión de Hacienda de la Cámara para que se apruebe una normativa que sea simple y llevadera para el crecimiento del país.
El apoyo de de la oposición a la idea de legislar demuestra la importancia de la iniciativa que no podía quedar cautiva de egoístas presiones políticas.
Comparto lo planteado por el Presidente, porque confío en que en que la Comisión de Hacienda va a comprender lo que significa la modernización tributaria.
Estamos por la creación de un sistema tributario más simple y único, más equitativo y plenamente integrado para las empresas chilenas, y al mismo tiempo un régimen más favorable y especial para las pymes, que tendrán menores tasas de impuestos.
En política hay que tener grandeza y no tiene sentido negar la sal y el agua por pequeños intereses. Ahora está en manos de los legisladores que la reforma tenga la fuerza necesaria para levantar al país y de paso, fortalecer a nuestro gremio cuyo abnegado trabajo tanto aporta para el desarrollo de Chile.