El regreso de esta tradicional marca, que reabrió su fábrica en Santa Catarina, Brasil, nos trae este modelo Vissta Buss 340, pensado para distancias medias con una serie de prestaciones modernas.

Este bus se transformó en la punta de lanza del regreso de la fábrica brasileña de Busscar, por lo que en su diseño se ha pensado hasta el último detalle en cuanto a calidad y comodidad.

Este vehículo, comercializado en el país por Vivipra, está pensado para distancias medias, turismo y transporte de personal.

Viene configurado con 46 butacas de pasajeros semicama, más asiento para el asistente y el conductor. Respecto de este último, viene con suspensión neumática y se acomoda al peso del usuario.

Al interior, cada butaca es reclinable en tres posiciones, con regulación mecánica, sin pistón, lo que da mayor resistencia y requiere menor mantención y viene con cinturón de seguridad de tres puntas.

Bajo la paquetera tiene salida individual del aire acondicionado, luz y la opción de bloquear el parlante de audio. Además, cuenta con conectores de puerto USB para cada pasajero.

El baño es amplio, con surtidor de agua limpia para el lavatorio y el inodoro, que desemboca en un estanque secundario. La ventilación es óptima, pensando en malos olores y el calor generado por la cercanía del motor, ya que cuenta con entrada de aire acondicionado, ventana al exterior y extractor.

En la parte trasera viene con una cafetería con dos termos de 6,5 litros cada uno, accionables en el lugar y también desde el tablero del conductor; junto con una conservadora de frío de 48 litros.

Las paqueteras son amplias, con luces Led programables en 8 colores, y control de intensidad a 25, 50 y 100%. Además, tiene la opción de una protección con elásticos para evitar la caída de objetos.

Este Vissta Buss 340 posee dos pantallas abatibles, estratégicamente distribuidas, además de una frontal sobre la puerta divisoria, donde también hay panel Led programable que entrega información como la hora y velocidad.

Para una mayor comodidad y eficiencia de las condiciones de temperatura, el bus viene con sistema de aire climatizado frío y caliente, además de calefacción por convectores.

Detalles como espejos retrovisores eléctricos con calefacción, parabrisas laminado dividido (para un menor costo en caso de rotura), ventanas laterales de vidrio templado, refuerzan la calidad de este vehículo que cumple con la normativa RS66 en cuanto a seguridad.

La puerta exterior es pantográfica, así como los accesos a los maleteros que se abren por ambos costado, dejando un espacio amplio de siete metros cúbicos para el equipaje.

Además, cuenta con una litera para descanso del conductor, de un buen tamaño y con un cómodo colchón. Aquí el usuario puede controlar directamente funciones como aire acondicionado, calefacción y contacto directo con la cabina.

En cuanto a la configuración del chasis, en sus distintas opciones, contempla una transmisión automática, con opcionales de seguridad activa.