Miguel Vargas, de la empresa Transportes Berríos, fue seleccionado como el mejor eco-conductor de Renault Trucks de Chile, lo que le otorgó el derecho a participar en la final mundial de la competencia en Francia. RevistaT estuvo ahí para contarle.

Miguel Vargas es un hombre de pocas palabras. Lo suyo es manejar camiones y ahí demuestra sus habilidades. Es primera vez que sale de su país. Primera vez que se sube a un avión y, claramente, primera oportunidad que tiene de participar en una competencia internacional a nivel mundial.
Renault Trucks organizó la competencia de manejo económico internacional donde buscaron al conductor más eficiente del mundo. Cerca de dos mil participantes fueron los que postularon, pero sólo 25 llegaron a la casa matriz de la fábrica francesa, ubicada en Lyon.
La final internacional del Optifuel Challenge 2019 se llevó a cabo el 18 de octubre pasado, con los 25 finalistas que acudieron de otros tantos países de todo el mundo. Esta edición fue la quinta del Desafío Optifuel, que se celebró por primera vez en 2012, en busca del mejor eco-conductor mundial.
El Optifuel Challenge busca conseguir un menor consumo de combustible gracias a la comunión entre el vehículo, el conductor y los servicios disponibles a bordo del camión.
El finalista chileno, nuestro Miguel Vargas, de la empresa Transportes Berríos, se enfrentó a los otros 24 finalistas en una jornada intensa celebrada en las instalaciones de Renault Trucks. El primer obstáculo fue una prueba teórica de 20 preguntas relacionadas con los sistemas de asistencia, seguridad y economía de combustible. Esta prueba suponía un 10% del total de la nota final.
El otro 90% dependía de la prueba de manejo, seguida por los acompañantes de cada conductor, tanto por parte de la empresa como del concesionario correspondiente de la zona de Renault Trucks, gracias al sistema de gestión de flotas de Renault Trucks, Optifleet.
La puntuación de la prueba dinámica se dividió en un 30% para el consumo, en relación con la velocidad media. Se podía tener un consumo mínimo, pero si la velocidad media era demasiado baja, no interesaba. Otro 40%, para la conducción anticipativa: aquí se midió, por ejemplo, el número de veces que se pisa el pedal del freno o el tiempo en que se conduce en zona verde.
El otro 30% correspondió a las posibles penalizaciones: la parte fundamental cuando un buen número de conductores están en un nivel de eco-conducción importante. Aquí los nervios es donde podían jugar una mala pasada. ¿Cómo? Saltando un disco pare, conducir a velocidad superior a la permitida, no respetar las distancias de seguridad, no hacer de forma correcta las rotondas, etc.
La prueba de conducción se realizó a bordo de un Serie T High 480 Euro 6D 2019, equipado con motor DTI13 de 480 CV, Optidriver, Optibrake+, Pack Fuel Eco (que incluye EcoCruise Control y Optivision). Además, estaba cargado con 40 toneladas de concreto.
No se informó del lugar final del representante chileno, pero el hecho de estar en Lyon lo ubica dentro de los mejores 25 eco-conductores del mundo. Sin duda, una excelente posición, para un conductor que hace su trabajo día a día esforzándose para ser lo más eficiente posible, sin esperar nada a cambio.

Apoyo
El equipo chileno que acompañó a Miguel en todo momento y que lo apoyó en la preparación de la competencia, estuvo compuesto por Tomás Berríos, gerente general de Transportes Berríos, empresa puertomontina dedicada al transporte de vehículos; César Vargas, Controller & Renault Trucks Transport Solution de Salfa Chile; y por Jean-Michel Saponara, International Product & Transport Solution Manager de Renault Trucks.
“Estos pequeños pasos son los que cimentan las relaciones de negocios a largo plazo con tu proveedor de camiones”, comentó Tomás Berríos. “Nuestra experiencia en Francia, independiente de la competencia, nos sirvió para darnos cuenta de que la calidad humana de los ejecutivos que nos atienden de Renault Trucks y de Salfa, va más allá de una relación netamente comercial, lo que marca una gran diferencia en una relación de negocios”, concluyó.

Ganadores
Frantisek Oravec, conductor y gerente de la empresa familiar con el mismo nombre, de Eslovaquia, obtuvo el título de mejor eco-conductor 2019. Como premio, recibió un Renault Trucks T480 High Sleeper Cab para su empresa, así como un vale por un valor de 6.000 euros para canjearlo en productos Renault Trucks en su país de origen.
El conductor polaco Piotr Krahel, de la empresa Concept Cargo Logistics, obtuvo el segundo puesto del podio, ganando un vale de 3.000 euros. La tercera plaza del podio fue para el conductor francés Pascal Bosser, de la empresa Transports Rollin, que ganó un vale equivalente a 1.500 euros.

“Y… aquí estoy en la que estoy”
Miguel Vargas empezó, como muchos otros, por casualidad a conducir camiones cuando apenas tenía 20 años.
Trabajaba en un frigorífico en labores técnico administrativas y de a poco el conductor de un viejo Fiat 673 le fue enseñando el oficio.
“Él mismo me aconsejó que me dedicara a esto, porque había pega todo el año y no sólo en la época de la fruta”, recuerda Miguel.
Así que gracias a varias coincidencia, comenzó a mover automóviles en el sur de Chile hasta que hace unos 12 años se cruzó en el camino de Transportes Berríos, su actual empleador.
“A los conductores no nos gusta que alguien más joven nos venga a decir cómo tenemos que hacer las cosas”, dice Miguel. Pero como él es mateo, aprendió de los instructores que Salfa puso a su disposición para obtener la mejor eficiencia de sus nuevos camiones Renault T460.
Tanto así, que sin saberlo, participaba para ser el mejor eco-conductor a nivel mundial.
“Y aquí estoy en la que estoy”, se asombra Miguel, escuchando a su alrededor 25 idiomas distintos en la casa matriz de Renault Trucks, en Lyon, Francia.