Scania, compañía líder en el cambio hacia un sistema de transporte sustentable en la industria automotriz pesada, con camiones, buses y motores industriales, transformó la cabina de pintura de su taller de Siniestros en un taller sustentable.

Scania desde hace un tiempo ha invertido en procesos cada vez más sostenibles, de calidad, y con eficiencia tanto económica como ambiental. El taller inició la conversión hace un año y medio, mediante la transformación de varios procesos, entre ellos el uso de pinturas Glasurit Línea Base Agua de BASF. Actualmente se encuentra operando al 100% con pinturas a base de agua.

Dentro de los beneficios de la cabina, está la reducción de emisores y polución al utilizar una pintura en base a agua que reduce en un 90% la presencia de solventes, creando un ambiente de trabajo más saludable y con menos exposición a productos inflamables, por ejemplo, al generar menos cantidad de contaminación y polución, evita la detención de actividades en épocas de contingencia ambiental. Además, el agua presente en Glasurit Línea 90 se puede reutilizar mediante un coagulante que separa los sólidos del agua para que esta pueda usarse, por ejemplo, para lavar los instrumentos, maquinarias y contribuir así al concepto de economía circular dando un nuevo uso a los desechos.

“Estos atributos nos han permitido optimizar los tiempos de respuesta hacia el cliente, alcanzando un promedio de entrega de 1 semana, en vez de 15 días con excelentes resultados y terminaciones. Sumado a esto, y gracias a la pintura y tecnología aplicada, la actual cabina permite un secado en 25 minutos, muy por debajo de los 70 minutos de la anterior cabina mejorando sustantivamente nuestro servicio al cliente”, señaló Rigoberto Meza, supervisor Taller de Siniestros, Scania.

Por su parte, el Gerente de Pintura Automotriz de BASF, Mariano Pereyra, agrega que “la tecnología de la Línea 90 Base Agua de Glasurit es ecoeficiente y segura, y va en línea con los altos estándares de Scania en materia de sustentabilidad y performance”.

Gracias a la conversión, hoy Scania cuenta con un taller más eficiente, seguro, responsable con el medioambiente y que cuida la salud de sus colaboradores.

Junto con el taller, Scania se encuentra desarrollando un programa de gestiones sostenibles, donde se destaca el “Bosque Scania”, ubicado en la zona de Pelequén. A través de esta iniciativa, la compañía propone plantar un árbol por cada vehículo vendido con el objetivo de compensar las emisiones de CO2 emitidas por sus transportes.